Blogger templates

lunes, 22 de septiembre de 2014

Compartir – la política económica del Siglo XXI

A lo largo de la historia de la humanidad han sido utilizados por los hombres distintos sistemas económicos por los cuales regir la vida en sociedad, en el aspecto de intercambio o acceso a bienes y servicios. A modo muy simplificado podríamos hablar que la historia muestra el trueque como primer sistema económico; luego, con el surgimiento de los imperios el aporte al rey o emperador más trueque; posteriormente, dentro de estos y expandiéndose fronteras afuera la moneda o los metales preciosos utilizados como medio de imposición de valor; podemos hablar de feudalismo quizás; siempre dentro de estos existía una suerte de comunismo, particularmente en las organizaciones tribales o en pequeñas comunidades cerradas, aunque en la mayor parte, el más beneficiado era el señor feudal; comienza a surgir ya unos pocos siglos atrás el colonialismo y en algunos lugares suertes de terratenientes que dominaban grandes dominios, luego el liberalismo económico con el surgimiento de la industria; posteriormente comienza a insertarse en el mundo el sistema financiero; sobre mediados del siglo XIX primeros atisbos de teorías socialistas con Saint Simon; surgimiento del comunismo moderno –al cual prefiero denominar estatismo centralizado-; nuevos socialismos; neoliberalismos y siempre variantes en cuánto al desarrollo del sistema financiero dentro de estos.
Asimismo, actualmente podríamos aportar como una de las características del sistema económico actual es la visión de propiedad privada o estatal. Privada para el caso de las pertenencias de las personas, estatales para aquello en donde el Estado Nacional, Provincia o Municipal tiene el control. Este pequeña diferencia deja de lado la idea de la pertenencia colectiva de ciertas propiedades, factor que por el momento no es tenido en cuenta por la sociedad moderna, y que sí quisiéramos definirlo podríamos optar por propiedades controladas por organizaciones no gubernamentales de distintos ámbitos y por el Estado en alguno de sus niveles.
El devenir económico del mundo ha generado algunas desviaciones e inequidades respecto de la cantidad de recursos que cada persona dispone para su buen vivir. La distribución de la riqueza global empeora década a década; la cantidad de pobres aumenta; disminuye el acceso a coberturas de salud aceptables o se vuelven más caras; la brecha tecnológica se amplía entre las clases sociales y el mundo se contamina continuamente y en aumento; temas que he tratado en varias notas del blog. Algo al respecto escribí en un artículo anterior:  http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2013/10/la-no-distribucion-de-la-riqueza-como_18.html
Sin embargo, en la historia de la humanidad, quizás por incapacidad de acción, pero más que nada por pensar en que es imposible, una propuesta sencilla ha sido eludida muchas veces. Este esquive ha provocado que la humanidad se concentre en el materialismo, se divida, se aleje de la senda evolutiva pretendida por la divinidad y hasta pongamos en peligro nuestra propia existencia.
La palabra eludida como sistema es: “Compartir”.
Poner en práctica principios cooperativos en todo el mundo, en toda nación, y fundamentalmente en y desde las naciones más poderosas del planeta es lo que queda por hacer. El principio de “Compartir” responderá a nuestras necesidades actuales como humanidad y resolverá muchos problemas, pues es fundamental al Plan de Dios Mismo. Sin compartir, el hombre niega su divinidad y almacena para sí mismo todas sus futuras aflicciones. Sin compartir, reina el caos atroz y deniega al hombre la Justicia, que no es sólo el concepto de justicia legal o justicia de la propiedad.
Dondequiera que se mire y se hurgue se ven los resultados de nuestra incapacidad para compartir. En todo el planeta, millones mueren de hambre. Miles de millones sobreviven en la desesperanzadora pobreza, hasta algunos condenados a sufrir desde el nacimiento hasta la muerte prematura.
Hay que mencionar que hasta el momento ha habido muchos esfuerzos por establecer cooperativas en varios ámbitos de la producción, muchos de ellos en segmentos económicos rurales, pero gran parte de estos fueron dinamitados por los miembros más influyentes de las cooperativas que quisieron inclinar la balanza más a su favor que hacia el entorno en general. Esto no implica que los sistemas cooperativos puedan mejorarse en el futuro. De hecho, la falta de unidad y el individualismo de los miembros y de la sociedad en su conjunto es la mayor limitante actual para poner en práctica mejores condiciones para todos.
El cambio sólo llegará cuando los hombres comprendamos las razones de nuestra presencia sobre la Tierra; cuando nos demos cuenta de que somos parte de un vasto experimento evolutivo cuyo propósito está oculto, pero no es inaccesible.
Ahora, como comenzar a cambiar, si aún seguimos mirando cientos de espejismos. La respuesta es una ayuda externa, una ayuda divina, un consejo superior, optar por mayor sabiduría. Se acerca el momento por primera vez en 98.000 años en donde la Jerarquía Espiritual que guía los designios del planeta se hará presente; y comenzarán a transitar diariamente estos seres de luz en nuestras vidas. Estamos cerca de que el momento más importante en la historia de la humanidad acontezca. Todo se iniciará con lo que se conoce como el Día de la Declaración. Las fichas de la humanidad se están acomodando, lentamente, pero procediendo para el emerger en muy pocos años. El caos actual lentamente cederá y el futuro brillante, que hoy parece lejano, comenzará a tejerse, lento, pero con hilos firmes.
Respecto del principio de compartir, desde mi punto de vista, quisiera aclarar que no tiene que ver con:
-       No es una acción filantrópica de los más acaudalados del mundo.
-       No es una acción temporal de un grupo de personas, países, regiones u organizaciones para donar o mejorar temporariamente la vida de quienes menos poseen.
-       No es una acción caritativa de pocos o de muchos que tienen algo pero no tanto y que deciden dedicar parte de su patrimonio o de su tiempo en acciones benéficas.
-       No es el equivalente a comunismo desde el punto de vista de control estatal.
-       No es centralización de las decisiones, aunque sí debería haber cierta programación global de los recursos que pueden aportarse al sistema del mundo en su conjunto.
-       No es arrebatar propiedades a quienes más tienen.
-       No es castigar a quienes más tienen.
Y, desde mi punto de vista, tendría que ver con:
-       Implementar políticas globales en donde todos los países tenga similar legislación laboral y previsional.
-       Generar un sistema que permita incorporar al sistema laboral a aproximadamente 25% de la población del mundo. Esto sólo se logra si todos deciden aceptar el sistema y otorgar, por ejemplo, más vacaciones a sus empleados para que disfruten el tiempo libre. Incluso los cuentapropistas tomarán empleados.
-       Cada nación deberá hacer un inventario de lo que produce o puede producir para que sea conocido el ‘pastel’ del mundo: lo que necesitamos, lo que creamos, lo que necesitamos importar. Cada nación deberá aportar en “confianza” a un fondo común todo lo que tenga en exceso de sus necesidades, y de ese fondo común se satisfarán las necesidades de todos. Al comienzo la confianza es clave, por varios años el auxilio a quienes más necesitan, principalmente alimentos, atención sanitaria y vivienda digna, será prioridad, pero sólo sí se confía en que todos cooperarán para que el comienzo del funcionamiento correcto del nuevo sistema sea rápido.
-       Que las empresas pasen a ser en parte propiedad cooperativa de sus trabajadores. De nuevo, sino se implementa a nivel mundial con el apoyo de los más poderosos es imposible.
-       Efectuar una reforma financiera a nivel global en donde se converja a un sistema similar en todo el mundo y se quite poder a los bancos, ya que hoy ellos presionan por la rentabilidad propia, muchas veces con fondos de sus ahorristas. Esta reforma debe incluir la revisión de los parámetros de emisión de dinero bancario.
-       Establecer un sistema común o similar en todos los países en donde ciertos alimentos sean bienes comunes o se garantice un acceso a los mismos para toda la población; esto con el fin de erradicar el hambre del mundo.
-       Generar un sistema de intercambio de bienes a nivel mundial.
-       Tender a establecer gobiernos nacionales de menores tamaños, pero gobiernos regionales con mayor poder y autonomía, de modo de descentralizar las decisiones. Sin embargo, esto genera el peligro de que las regiones más ricas no colaboren con el desarrollo de las más pobres. Uno de los pilares fundamentales es realizar una reforma política en donde se establezca en cada lugar, lo que denomino “Consejo de Sabios y Probos”, en donde para estos exista una permanente revisión moral de sus cargos, pero sean de mayor estabilidad.
-       Establecer organizaciones no gubernamentales de diversos sectores productivos o sociales que sean democráticas hacia adentro y que participen con poder en la toma de decisiones de los presupuestos regionales.
-       Efectuar una reestructuración de los más grandes organismos internacionales: ONU, FMI, Banco Mundial para que se logre un equilibrio de poderes globales a los efectos de que las decisiones sean conjuntas y no de los países más poderosos. Generar un organismo de desarrollo internacional con un fondo que entregue dinero y no que lo preste.
-       Efectuar una política de desarme global para que dejen de producirse armas y se deje de otorgar poder a los grupos que las producen.
-       Tender a efectuar inventarios regionales de las posibilidades de producción para que a través de un gran sistema manejado desde naciones unidas se eviten distorsiones en la distribución de los recursos.
-       Efectuar planes supranacionales para generar un cambio de paradigma que permita reemplazar el petróleo, el gas y el carbón como generadores de energía. Que dentro de ese plan se tenga en cuenta la lucha que habrá que dar contra el lobby de las grandes petroleras. Asegurar que las nuevas formas de generación de energía sean baratas, ecológicas e inagotables.
-       Efectuar un plan supranacional para atacar los problemas más urgentes de ciertas naciones: acabar con el hambre, lo que sólo se logrará sí varios bienes alimenticios dejan de ser comercializados como commoditties; generar planes de largo plazo para erradicar la infravivienda.
-       Efectuar una reforma en el turismo global de manera que muchos “excluidos del sistema de vacaciones” puedan disfrutar algo de la vida. Esto sólo se logrará sí se realiza la reforma laboral antes mencionada.
-       Generar las reformas necesarias para que se asegure a las personas mayores la disponibilidad de bienes y servicios que les permiten vivir dignamente sus últimos años de vida. Esto supone un cambio fundamental en muchas estructuras, ya que en gran parte de las sociedades, las personas mayores son vistas como una carga económica que tienen que soportar las generaciones más jóvenes. Esta es otra arista a reconocer mundialmente, ya que sí una nación adopta una postura a favor de los mayores, y otras no, esto generará problemas en los llamados costos de la seguridad social, produciendo asimetrías entre países. Entonces, la reforma también debe ser global.
Pese, a todo lo bueno que uno puede hablar y que para muchos lectores sólo sea una serie de declaraciones demagógicas de deseos; la primera entre estas decisiones que la humanidad debe tomar es: tener la buena disposición para compartir.
Históricamente, no existe precedente para la actual situación y condiciones en La Tierra. Nunca antes han coexistido tantas almas en el planeta. Rara vez, o nunca, las divisiones entre los grupos han sido tan dolorosas y profundas. Nunca antes la humanidad ha puesto en peligro el planeta por la gran contaminación de múltiples formas que generamos. Nunca antes el hombre ha controlado fuerzas de destrucción como las que actualmente se encuentran a su disposición a través de las distintas clases de armas que se producen.
Hasta ahora, todos los esfuerzos para resolver los problemas del hombre se han dirigido hacia el mantenimiento de las estructuras actuales, sólo han sido reformas superficiales y se han mantenido las desiguales estructuras de poder. El temor al cambio domina a muchos hoy al escuchar las disputas de sus líderes y entre pueblos.
Hoy, los líderes de las naciones luchan contra acontecimientos fuera de control. Fuerzas de las que nada saben, les empujan a respuestas inesperadas y a menudo histéricas. Huyendo del caos al caos, conducidos por su propio dogma. Los líderes mundiales antes las crisis no quieren cambiar el paradigma mundial, quizás signados por los grandes grupos de poder: los líderes mundiales tienen una gran ceguera al respecto.
La humanidad comenzará a recapacitar cuando se produzca el emerger público, el primer paso será el “Día de la Declaración” que presentará el Cristo, luego se dará el emerger gradual de varios maestros de sabiduría. http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2012/08/la-ayuda-de-maitreya-esta-muy-cerca.html; http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2013/07/una-sintesis-de-la-aparicion-de.html
Es factible que alrededor de un tercio responda casi de inmediato, que un tercio dude, tardando algunos años en responder a las nuevas propuestas para la implementación de un sistema basado en compartir los recursos. Quizás, con el otro tercio o menos se dará una gran contienda ideológica, que sólo será superada por la presión de las masas para compartir, el problema aquí reside que dentro de este tercio se ubican quienes más poder tienen, también grandes medios de comunicación, que no son malos ni buenos, pero cuyos accionistas en general pertenecen a los miembros más poderosos de la sociedad mundial, siendo tal vez muchos de ellos reticentes al cambio. A quienes no estén de acuerdo habrá que superarlos con propuestas de paz y estando seguros que la presencia de los Maestros de Sabiduría con sus consejos nos llevarán a un mundo mejor.
En la primera etapa, la redistribución será la nota clave, poniendo cada nación a disposición de un gran fondo común sus excedentes en diversas índoles (esto conllevará el acuerdo de que naciones producirán que cosa y en qué bienes se dejará de competir). La confusión estará presente, porque habrá que decidir que muchos productos no se fabricarán para hacer otros más importantes para el sistema mundial. Esto demorará quizás un par de décadas, pero se superará.
El futuro más mediato debe basarse en una economía sostenible, en donde se provea las necesidades de todos dentro de las posibilidades de salud del planeta. Esto lleva a revisar una infinidad de sectores productivos en donde se producen 2 factores, son contaminantes del ambiente, son sobreproductores respecto de la explotación de los recursos planetarios.
Un párrafo adicional merece la cuestión energética, ya que el mundo necesita más y más energía para seguir mejorando. Actualmente, se ha reinventado la matriz con shale gas y shale oil, también existe otro auge en el uso del carbón; aunque se invierte en energías verdes, éstas tradicionales siguen creciendo. Como observamos, la estructura de poder no varía, sino que se intensifica, y con ello el planeta se contamina cada vez más. Entonces, qué es lo que tiene que surgir: en el corto plazo la fusión en frío (http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2014/02/la-necesidad-de-un-nuevo-paradigma_13.html) que dará lugar a bajas notables en el costo de la energía; en el largo plazo los maestros de sabiduría hablan de “la tecnología de la luz”. Esto último es una nueva etapa en el estudio de la energía solar, que llegará a transformar totalmente la situación para la humanidad, y dará una energía ilimitada. Esto transformará totalmente el tema de la oferta y la demanda, y en consecuencia será la fase inicial del cambio definitivo.
Posteriormente, seguirá la etapa de emancipación de la humanidad de la monotonía del trabajo innecesario. Gradualmente las máquinas asumirán las tareas de fabricación. Todos los artefactos de nuestras vidas diarias serán algún día creados de esta manera. Esto conducirá a una autosuficiencia actualmente impensable: millones de máquinas liberarán al hombre para la exploración de su propia naturaleza interior y garantizarán su progreso hacia la divinidad. El futuro será brillante, pero debemos llamarlo y enfrentar las dificultades. “Parece mágico, pero llegaremos a esto sí la humanidad decide compartir”.
Los maestros ascendidos vienen a brindar su consejo abiertamente, y es la humanidad quien debe aceptarlos para que no se infrinja el libre albedrío. La decisión es fundamental para el futuro de todos nosotros. El compartir es un principio divino, y hasta que reconozcamos que todas las estructuras deben reflejar esa divinidad interior, no daremos un paso más en nuestro viaje evolutivo.

¿Por qué millones de personas no comparten ahora? Porque las personas no tienen esa conciencia despierta espiritual interna. Porque los líderes mundiales están ciegos ante el cambio y los más poderosos requieren del estatus quo actual, mientras que las masas no saben que esto se puede realizar, no se les pasa por la cabeza.
Tenemos libre albedrío, podemos escoger compartir o no. Si decidimos seguir el consejo de los Maestros de Sabiduría y del Cristo (tanto si sabemos que es Su consejo como si no es inmaterial) el recorrido hacia algo mejor y más fácil (me refiero a un sistema de vida menos complejo para todos) será más corto. Sin embargo, si decidimos que no deseamos compartir, si no hay suficientes personas que desean el cambio, el compartir y la justicia, entonces comenzaremos a transitar una senda que nos puede llevar a la autodestrucción como planeta, en 15, 30, 50, 100 o más años, no importa el tiempo, sino el destino en el final del camino.

Fundamental para toda la transformación de la humanidad es la aceptación del principio de compartir. De ello depende la justicia, y de la justicia depende la paz del mundo. Aunque parezca extraño, ese paso tan importante de compartir es lo más fácil de alcanzar: una cierta unidad de pensamiento y de acción. Con la aceptación del principio de compartir todos los demás problemas serán más fáciles de solventar. El futuro se acerca, pero hay que tomar la decisión de llegar nosotros a él y tomarlo para nuestro bienestar.

jueves, 7 de agosto de 2014

LA INFLUENCIA ECONÓMICA, POLÍTICA Y SOCIAL DE DIOS EN LOS TIEMPOS MODERNOS


Este artículo decidí escribirlo a fin de ofrecer a quien llegue a leerlo una impresión acerca de la influencia de lo que denominamos Dios, dentro de la historia moderna en los aspectos sociales, económicos y políticos. La historia, desde un punto de vista espiritual, puede verse como el registro de los efectos de diversas energías (quizás en palabras más esotéricas los podemos denominar rayos) que actúan sobre la humanidad en las muchas y variadas etapas de su desarrollo evolutivo, que actúan de diversas maneras generando distintos tipos de acontecimientos. Estas energías espirituales han estado presente, sin que lo sepamos, desde la etapa de la humanidad primitiva hasta nuestra moderna civilización. Todo hecho sucedido ha sido el resultado de estas energías que afluyen desde planos superiores a través de la naturaleza y culminan influyendo en el reino humano.

 

Una inmensa parte de lo escrito en este artículo ha sido extractado y/o adaptado del libro “El Destino de las Naciones”, escrito por Alice A Bailey y dictado por el Maestro Ascendido conocido como Djwhal Khul. Tomé ese libro como base y traté de resumir ciertos contenidos, también pretendiendo expresar puntos de vista individuales y quizás más actuales, ya que el libro tiene algunas décadas. Quizás lo que contenga el libro mencionado sea incluso más correcto que mis suposiciones o afirmaciones, pero aún así lo quiero expresar de esta manera. Los pensamientos del libro aquí expresado son coincidentes mayoritariamente con los míos, no porque yo sea muy inteligente, sino porque se nota a las clara que lo que expresó Djwhal Khul es lo correcto y hoy en día continúa siendo aplicable a la sociedad moderna. Asimismo, como parte del entramado del blog, coloque vínculos con notas escritas anteriormente. De aquí en adelante, espero poder ofrecer una muy pequeña pizca del por qué las fuerzas divinas se combinan con el libre albedrío humano para actuar en todo aspecto de la sociedad humana.

 

 

Espiritualmente se explica que la humanidad es influida por siete tipos de energía:

 

1.    La energía de Voluntad, Propósito o Poder, llamada en los países cristianos energía de la Voluntad de Dios.

2.    La energía de Amor‑Sabiduría, denominada frecuentemente el Amor de Dios.

3.    La energía de Inteligencia Activa, designada la Mente de Dios.

4.    La energía de Armonía a través del Conflicto y el Orden.

5.    La energía de Conocimiento Concreto o Ciencia, tan vertiginosa en esta época.

6.    La energía de Devoción o Idealismo, causante de las actuales ideologías.

7.         La energía de la Transmutación y el Orden Ceremonial, que producirá en una buena parte las nuevas formas de civilización.

 

Esto de ninguna manera infringe el libre albedrío del hombre; tales fuerzas presentan un aspecto superior y otro inferior y el hombre responde a ellas de acuerdo a su desarrollo mental y espiritual, como lo hacen la totalidad de las naciones y razas. Sumemos a esto el ingreso del planeta y del sistema solar en la era de acuario y salida de la era de piscis, que es astrológicamente hablando la orientación del sistema hacia la constelación de acuario por un período cercano a 2000 años: esto conlleva un cambio de energías, entran nuevas y distintas y salen otras. Los cambios de energías se manifiestan en la fase final en cambios de conciencia de los hombres y grupos de hombres, aceptándose nuevas ideas para luego ir traduciéndose lenta o rápidamente en hechos que transforman la sociedad y el mundo.

 

Hemos llegado a un desarrollo de la humanidad en donde gran parte de la misma está dispuesta a aceptar nuevas ideologías, formas más avanzadas de civilización, siendo más sensible a lo “superior”, aunque aún la humanidad no está en condiciones de poder probar esto de forma científica. La traducción final y concreción será la aceptación y puesta en práctica de paradigmas distintos a los actuales, en donde la separatividad de paso a la unidad y al reconocimiento por parte de los hombres que somos todos hijos de un mismo Dios y que formamos parte de un plan.

 

“Es muy cierto que la historia del mundo se basa en el surgimiento de las ideas, su aceptación, su trasformación en ideales y su oportuno reemplazo por la imposición de otras nuevas. En el reino de las ideas la humanidad no tiene libertad de acción. Este importante punto debe tenerse en cuenta. Una vez que la idea se convierte en ideal, la humanidad puede aceptarlo o rechazarlo libremente, pero las ideas provienen de un origen superior y son impuestas a la mente racial, quiérase o no. Del uso que se haga de esas ideas (emanaciones divinas, encarnando el plan divino para el progreso planetario) dependerá la rapidez del progreso humano o su demora, por falta de comprensión.” –traducción literal del libro El Destino de las Naciones-

 

El entendimiento del párrafo anterior refiere a que todo sigue un plan, aunque ese plan tarde decenas, centenas o miles de años en manifestarse correctamente, ya que sí existe el libre albedrío de la acción en sí misma. Es decir sí bien las ideas madres son generadas por un impulso superior que podríamos decir “ilumina” la mente de algunos seres, la aceptación puede demorarse o tomar matices distintos.

 

De las siete clases de energía mencionadas anteriormente, cinco tipos son las que mayormente actúan en la actualidad:

a.    Las energías que están saliendo de la manifestación, identificadas con el sexto Rayo o tipo, que han inculcado en la humanidad valores más relacionados con la Devoción y el Idealismo.

b.    Las energías que entran en manifestación o encarnación, así como está surgiendo a la manifestación actualmente el séptimo Rayo de Orden Ceremonial. Ritmo, orden, transmutación.

c.    Las energías que ‑en cualquier momento dado‑ expresan el tipo de rayo a que pertenece el conjunto de la humanidad manifestada. En la época actual los tipos de rayo predominantes son el segundo (amor-sabiduría, que servirá para amenguar la destrucción de viejas formas y construcción de nuevas) y el tercero (inteligencia, asociada a la capacidad creadora y de transformaciones rápidas).

d.    Las energías invocadas hoy como resultado de la necesidad y demanda humanas de ayuda. Esta demanda permanece principalmente en el campo de influencia de primer rayo, porque la necesidad invoca de alguna manera el aspecto de voluntad divina, siendo ‑por primera vez en la historia de la humanidad‑ esto efectuado en vasta escala. Por primera vez en 98.000 años la humanidad pueda ser asistida por la Jerarquía Espiritual, proceso que comenzará abiertamente con el llamado Día de la Declaración.

 

 

Por el libre albedrío la respuesta a las ideas puede ser correcta o incorrecta, generando orden y progreso o caos y alteraciones de cada faceta de un plan incomprensible para nosotros. El efecto del individualismo y el materialismo actual son la última estación, temporaria, que en pocas décadas darán paso a un nuevo idealismo, rítmico y ordenado, que será eventualmente aplicado por el amor y motivado por la sabiduría en colaboración con la inteligencia. Todo se llevará a cabo por voluntad hacia el bien y en unidad. Nuevos paradigmas de acercan para la humanidad, pero ponerlos en práctica dependerá del tiempo de respuesta de los hombres, y fundamentalmente del tiempo en que la cultura actual de las naciones más poderosas, de sus políticos y de los hombres de negocios más poderosos sea conmovida por la influencia de la Jerarquía Espiritual y sea afectada por la opinión masiva de miles de millones.

 

Llevando esto a un plano más concreto diremos que:

 

La actual crisis global es una crisis espiritual del mundo entero. Las principales implicancias de estas crisis se encuentran en la faceta social, llevada a lo económico y lo político. La humanidad no sabe quién es, lo que es, de dónde proviene, a dónde va.

 

Conocemos y no obstante soportamos el hecho de que millones de personas se están muriendo en África, América Latina, Asia, aún cuando  por falta de alimentos que se pudren en los almacenes y en distintos estadíos de la comercialización (según la FAO aproximadamente 1/3 de los alimentos se desperdicia -http://www.fao.org/docrep/016/i2697s/i2697s.pdf-; es decir si invertimos el número diríamos que se produce 150% del consumo de 100%). Esta es una realidad espiritual y el hecho de que muchos líderes (en todo sentido de la palabra: políticos, economistas, empresarios, etc.) soporten esto o lo vean como natural es un gran error de nuestra sociedad. No se trata tan sólo de un error de sentido común, un error de distribución o contable, como si los hubiéramos dejado fuera de la ecuación y de alguna manera el alimento no hubiera llegado allí. Es el efecto de una carencia espiritual en gran parte de la humanidad. Y la traducción de este error es que entre 1.000.000.000 y 1.300.000.000 personas pasan hambre todos los días.

Muchas veces pensamos que somos listos, inteligentes, capaces de gestionar nuestras vidas y la vida del país de formas que son beneficiosas para todos. No es cierto. Podrías ser listo e inteligente. Podrías tener buenas ideas. Podrías tener las mejores intenciones. Pero a menos que seas espiritual en el sentido real, en el sentido práctico, no controlarás esas cualidades, la astucia, la inteligencia, el pensamiento por los demás. Serás complaciente. Pensarás: “Estoy en lo correcto, lo hemos hecho bastante bien aquí. Pero, ¿qué falla con nuestro país? Es el mundo que está descoordinado y con falta de cooperación entre quienes lo manejan.

 

Ser espiritual significa realmente tomar al mundo como un todo, pensar en términos globales. Esto es lo que se necesita sobre todo actualmente. Todos los gobiernos deberían estar bajo la presión de un público educado en estos aspecto de pensar para el mundo, para tener un punto de vista más amplio, ver la necesidad de tener correctas relaciones humanas en el sentido político y económico, no sólo un sentido amistoso.

 

Conocemos y soportamos que haya en el mundo casi 4.000.000.000 personas que se encuentran en situación de pobreza, más del 50%. Aunque pensamos que están lejos y que no tienen relación con nosotros, ellos existen, y esto es un error espiritual enorme de la humanidad. Abogue en este blog por implementar relaciones correctas y principios basados en compartir, expuse ideas y formas, pero el debate es tan grande e inconmensurable que parece imposible; pues no lo es. El pueblo, de todas las clases sociales deben exigir un debate sobre las nuevas formas; a los paradigmas distintos del futuro hay que darles forma.

 

Conocemos y soportamos que haya en el mundo unas 2.300.000.000 personas cuyas viviendas sean consideradas infraviviendas. Ver http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com/2014/06/el-problema-de-la-vivienda-dentro-de-la_5.html

 

Conocemos y soportamos que el mundo se contamine cada vez más, que las multinacionales petroleras sean muchas veces jueces del futuro de la humanidad y que una parte muy importante del fallo de ese juicio sean sólo ganancias, dividendos, bonus y compensaciones. ¿Por qué entre todos los gobiernos no se ponen a pensar en un nuevo paradigma energético? Uno que año a año con la contaminación creciente se vuelve más imperioso. Ver http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2014/02/la-necesidad-de-un-nuevo-paradigma_13.html

 

Todas las personas más poderosas de las naciones más desarrolladas Gran Bretaña, Francia, Norteamérica, Japón, etc. deberían tener los mismos sentimientos hacia los africanos, los latinos y asiáticos que están sufriendo. De los 1.300 millones de personas que en el mundo que viven con un dólar diario, muchos mueren de hambre a diario, cada hora, momento a momento.

 

Tendemos a pensar en ello sólo en términos políticos y económicos, o más bien en términos de números o estadísticas. Pero la realidad hay que verla en su esencia, que es que hemos creado un mundo en donde la mayor parte de las relaciones sociales, económicas y políticas son incorrectas. No se reconoce que la humanidad es una y esto es el principal escollo a salvar y de ahí la necesidad de una ayuda divina, la cual estamos en condiciones de recibir.

 

 

Actualmente, muchos países e incluso zonas económicas comunes, lo que tienden a pensar es en ellos mismos, independientemente del mundo. EE.UU. tiene la visión de que sí a EE.UU. le va bien al mundo le va bien, y que su modelo es con más o menos similitudes adaptable a todo el mundo, y sino otras partes del mundo tienen que servir a sus fines y ellos (EE.UU.) darán la energía para la prosperidad de ellos y los demás. Rusia piensa en Rusia y en que puede ser el motor de parte de Europa y parte de Asia, y aunque está en lo cierto, su actitud actual es basada en un pensamiento demasiado inclinado sólo a salvaguardar a Rusia, lo que quizás le traiga problemas. En el caso de China, sucede algo similar, donde por más de 40 años China ha tratado de ser un foco distinto al comunismo tradicional pero con matices de capitalismo, su poder hoy es tal que financieramente puede ayudar a otros, pero en el fondo esa ayuda es fundamentalmente a China. Gran Bretaña, Alemania y Japón completan a mi entender los principales países donde el interés centrado en ellos mismos pretende ser visto como algo beneficioso para el mundo. Hoy no lo es, y falta ponerse de acuerdo en muchas cosas, muchos temas, para que dejen de existir intereses de una nación o de pocas y comiencen a ser los intereses del mundo, los intereses de las personas del mundo, los intereses de la humanidad. Estos países son los motores, sin un cambio cultural y profundo no habrá cambio.

 

La complacencia está tan inmersa en la cultura de algunos pueblos y nubla la visión de la humanidad como un todo. En Norteamérica la complacencia es una consecuencia inevitable del éxito que han tenido como país, pero les genera la limitante de que la riqueza del país genera pobreza en percibir sólo su país como importante, lo que relega en pensamiento a otros países, promoviendo que sólo valerse por sí mismo es lo que se necesita para desarrollarse. Esto se traduce en dos aspectos perjudiciales para la humanidad, la avanzada de EE.UU. económica, política o militar sobre otros países, la cual es a veces beneficiosa, y otras no, pero el propósito muchas veces es resguardar beneficios presentes o futuros para EE.UU. Sin un cambio en complacencia interna por una solidaridad externa, de los habitantes, políticos y empresarios de EE.UU. será muy difícil que en el mundo emerjan principios relacionados con compartir los recursos y crear correctas relaciones. Esto implicaría la revisión y cambio de gran parte del funcionamiento del sistema comercial y financiero actual.

En EE.UU. el concepto de libertad, que está profundamente arraigado en su cultura y de allí se expande al mundo, es asociado a hacer lo que lo que individualmente uno piensa que es lo mejor para uno o su grupo. No obstante, con ello, en la realidad se devienen grupos de poder que tuercen decisiones o hechos para procurar ganancias económicas que no hubieran sido posibles sí se habría decidido en función de la sociedad en su conjunto. Esta “libertad” condiciona terriblemente la forma en que se desenvuelven los negocios, y como gran parte de la vida pasa por aspectos comerciales, el desarrollo de la sociedad se ve condicionada por aspectos materiales erróneos que la afectan negativamente. Como ejemplo podemos nombrar (algo que también pasa en la mayoría de los países) es el hecho de que alrededor de 50 millones de personas en un total de 300 millones tengan condicionada su salud, ya que el sistema de salud no es para todos. El otro error mental que es trasladado al mundo a través de la cultura de EE.UU., es el relacionado con equiparar la justicia al sistema legal. EE.UU. tiene un sistema legal muy avanzado, pero la justicia tiene que ver con las correctas relaciones entre los hombres y no sólo con el derecho a la propiedad, al igual que la libertad, la justicia tiene que ver con la creación de correctas relaciones entre los hombres. Cuando se produjo la crisis de 2008 el Estado protegió al sistema financiero, pero pocos fueron los que pagaron los platos de las personas más adineradas, con esto me refiero a que banqueros y financistas, quienes al año siguiente continuaron teniendo altas ganancias o bonus, y ellos, en su mayoría no tuvieron problemas con sus viviendas. En este caso la justicia fue dejada de lado para proteger al mercado, pero al mismo tiempo se protegió a quienes generaron la crisis.

Pese a lo antedicho, EE.UU. tiene un rol fundamental en la creación de un nuevo mundo, y así lo aceptará y cambiará su gente, y finalmente los grupos de poder. La nota clave para EE.UU. será "Iluminar el CAMINO". Es un privilegio que tiene EE.UU. de guiar a otros y esto ya ha comenzado, se está llevando a cabo con lentitud, y las voces egoístas de los ciegos idealistas, de los temerosos y separatistas, se desvanecerán.

 

Rusia tiene otro plan. El plan allí es de una agrupación de naciones que permanezca unida, pero como distintos pueblos viviendo juntos. Todos formaban parte de la Unión Soviética, antes de que se desmembrara. Cada uno es ahora un país independiente. Sin embargo, Rusia debe liderarlos para lograr la armonía. En estos pueblos el materialismo y la comercialización no está tan desarrollada como EE.UU. o Europa y el cambio en las expectativas mundiales a raíz de la Reaparición del Cristo y los Maestros de Sabiduría podría encontrarlos a los pueblos del este de Europa y parte de Asia proveyendo juntos muchos recursos naturales que se necesitarán hasta el período de adaptación signado por la aparición de una nueva matriz energética, todos ellos guiados por Rusia. Hoy en julio de 2014 y a raíz de la crisis con Ucrania, se abre una fuerte incógnita respecto de su papel, el cual creo que a futuro (5 años) Rusia retomará su papel de líder en Europa del Este y parte de Asia.
 
China con su enorme desarrollo industrial y la mezcla de comunismo, con capitalismo de Estado, ha generado un alto crecimiento para su pueblo, pero aún debe decidir el rol que jugará en un mundo futuro signado por compartir los recursos, ya que del aspecto negativo podemos citar, la alta contaminación al producir y el haber llevado el concepto de competencia a bajos niveles sociales (por carecer prácticamente de Estado de Bienestar). Sin embargo, sin duda, su papel será proveer de gran parte de los productos que realiza pero con gran nivel de calidad y ofrecer estos al mundo. Nuevamente, sin que China acceda a compartir los recursos, el camino será más cuesta arriba. Por otro lado, China podrá mostrar algunas bondades nunca antes compartidas como lo que sucede en la ciudad de Huaxi, que servirá de ejemplo para parte de la humanidad.
 

 

Una nueva democracia asomará. Actualmente, se piensa a la democracia como el mejor y más elevado sistema, en donde el pueblo decide quiénes son sus representantes. Se deifica el sistema democrático, sin darse cuenta de que tiene muchos vicios modernos, y como es deificado se piensa que esos vicios son parte inherente del sistema. La corrupción que trae aparejada el poder de un cargo público es vista a veces como un mal menor. El poder de los medios para instalar un candidato y el gasto que se efectúe en publicidad esconden muchas veces los verdaderos pensamientos y las verdaderas capacidades de quienes se presentan a una elección, con lo cual los resultados son influidos más por los medios que por las propuestas, mientras que también el financiamiento de esto es una fuente oscura donde nadie conoce su fondo. La construcción de poder permanente que se sucede y que muchas veces desplaza a cuestiones más importantes. Todo esto tiene que ser superado, para dar lugar a mayor participación de la gente, mayor compromiso, menos corrupción, mayor delegación de tareas, presupuestos participativos. Parte de la opinión al respecto fue otorgada en la nota  http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2013/12/hacia-un-nuevo-sistema-politico.html  y en la nota http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2012/09/un-mundo-mejor-parte-1-algunas-pequenas.html.

 

A partir de que ocurra lo que se conocerá como el Día de la Declaración, comenzará un proceso de apertura mental hacia la creación de correctas relaciones entre los hombres y económicamente hacia formas relacionadas con compartir los recursos, poco a poco emergerán con el Cristo otros seres de sabiduría y el pensamiento mundial se reagrupará lentamente (ver: http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2014/02/el-reagrupamiento-del-pensamiento.html). En distintos países se reaccionará de forma distinta, pero tarde o temprano la voz de una mayoría que quiere un futuro brillante será escuchada. Primero lo más acuciante para el mundo: resolver el hambre y la contaminación, luego temas de salud y vivienda, y luego ir creando aspecto por aspecto un mundo nuevo y evolucionado. Esto es parte de un plan “divino” y nosotros somos también parte de ese plan.

 

No todo serán rosas… Habrá personas que no aceptarán el hecho de la presencia de los Maestros en el mundo, incluso cuando Ellos estén trabajando abiertamente. Estos no aceptarán la orientación Jerárquica porque prefieren “su libertad o su democracia” y no aceptarán consejos, en caso de sentir esto como una intromisión a sus derechos, pues no lo es. Ellos están para aconsejar y es como se mencionó antes cierta obsesión de algunos hombres con “la libertad, con la justicia o con la democracia tal como se entiende el concepto actual de estas palabras”, pero más que nada relacionado con el poder político, económico y mediático que tienen algunos sectores, lo que serán los escollos más importantes para que el mundo pueda evolucionar según el plan divino. Y aunque estas personas y grupos de poder no estén convencidos, el tiempo y las acciones darán la razón a los consejos de los seres de sabiduría y el mundo brillará con un fulgor impensable por estos años.

 

El mundo es uno, y sus sufrimientos son uno; la humanidad en verdad es una unidad, pero muchos lo ignoran todavía y la tendencia de la actual corriente a la que año a año se suman más personas está dirigida a despertar a la humanidad a fin de percibirlo, mientras hay tiempo para evitar condiciones aún más serias. La humanidad es una y su meta es una, y como una gran familia humana debemos ir hacia el futuro. Quiero hacer hincapié sobre este pensamiento: emergeremos en el futuro como una sola humanidad, depurada, disciplinada, pero iluminada y fusionada. Quienes no capten este hecho importante, ya se denominen beligerantes o neutrales, sólo retrasarán hechos que con el tiempo sucederán, así es el plan.

 

Ningún poder en la Tierra puede evitar el avance del hombre hacia su meta destinada y ninguna combinación de poderes podrá detenerlo. Hoy esa negativa combinación que nos afecta está activa, mezcla de idealismos, materialidad y ciertos egoísmos, que se traduce en la necesidad de concentrar poder de todo tipo de ciertos sectores de la sociedad; no obstante en pocos años comenzará a ceder (quizás nuestros hijos disfruten a pleno del “nuevo mundo”). No sólo la combinación negativa afecta la economía, la política, la educación, la filosofía, la ecología y otros aspectos sociales, sino también aspectos religiosos que generan separatividad entre los hombres.

 

En consecuencia y con diversos matices, en un breve resumen podríamos decir que en el mundo actual hay dos grupos, dos objetivos, dos grandes ideales formulados, dos corrientes de energía activa y dos rayos predominantemente en conflicto, que producen las divergentes ideologías. Con el concejo de los Maestros de Sabiduría se comenzarán a acercar posiciones en los distintos campos, hasta reconocer la unidad en la humanidad. La conciencia de la humanidad se ha expandido notablemente en los últimos 150 años, lo que nos deja listo para el próximo paso evolutivo.

 

Respecto de los dos grandes ideales en el ámbito económico, desde que comenzaron la retirada las energías de piscis y comenzarán a entrar las de acuario, se fueron formando dos grandes corrientes de pensamiento. La primera inclinada hacia otorgar al ser humano libertad y la segunda inclinada a otorgar al ser humano planificación. En el ámbito económico a la primera se la denominó liberalismo y en el ámbito político democracia. A la segunda en el ámbito económico se la denomino comunismo o socialismo y en el ámbito político absolutismo o totalitarismo. Desde el punto de vista espiritual la primera está fundada en el concepto amor (segundo rayo), dado que se otorga libertad para que por sí misma la sociedad se conduzca hacia valores más elevados; mientras que la segunda está fundada en el concepto inteligencia (tercer rayo), ya que la planificación correcta llevará bienestar a los lugares adecuados con los medios disponibles.

Luego de la segunda guerra mundial, donde el mundo estuvo influenciado por el aspecto voluntad (primer rayo), comenzaron a combinarse estas fuerzas dando como resultado el surgimiento de ciertos modelos más socialistas desde el plano económico con democracia en el político. Esto tuvo como resultado el surgimiento y apogeo algunas democracias básicamente en Europa. Por otro lado, el esquema de actual de China que lleva más de 30 años modificándose es también una combinación de estas fuerzas, aunque aún se centra en el absolutismo político, poco a poco se trata de otorgar apertura en el aspecto económico en ciertos sectores de la economía.

Un corolario de la puja de estas fuerzas en los últimos 50 años, y yendo a unos de los mayores aspectos negativos de la actualidad, es que los modelos de competencia relacionados con las formas de comercialización fueron venciendo a los modos cooperativos en una batalla desigual llamada costo. El costo de los productos y servicios pasaron a ser clave en todos los aspectos de quienes toman las decisiones, ello empujado por la necesidad de obtener mayor retorno al capital, lleva a pensar que la ganancia es la variable más significativa. La comercialización invadió segmentos de la vida que no debieran ser medidos por la vara del costo/ganancia; pero observar claramente esto es muy difícil para muchos, puesto que el mundo actual es caótico y la óptica del capital, de las finanzas, coadyuvadas por un gran poder de medios periodísticos que creen que el paradigma actual es el correcto, impide ver la realidad de hacia dónde está yendo el mundo y de las asimetrías que se crean; por lo tanto, aunque no se noten, permanentemente con el sistema actual se crean injusticias muy profundas. Cuando una buena parte de los hombres y mujeres más influyentes vean que el paradigma actual está perimido, será la época de construir uno nuevo y brillante, la guía de los seres de sabiduría que emergerán con el Cristo nos ayudará a acelerar la construcción de lo “nuevo”.

 

 

Adam Smith advirtió acerca del peligroso poder que podían manejar las corporaciones en el Capítulo VII y en la segunda parte del Capítulo X de su libro La Riqueza de las Naciones, lo que implicaba que el liberalismo se podía desvirtuar y generar grandes problemas para la sociedad, tal como actualmente sucede. Como pequeño corolario del mismo libro, en donde se reconoce que en gran medida el propio intereses de un productor de un bien o servicio es lo que generará el mayor beneficio colectivo (aclaro que matemáticamente esto es incorrecto), en el párrafo posterior y algo muy desvirtuado al concepto de interés propio, Adam Smith se refiere a que el individuo es motivado por el amor propio (self-love), que en palabras de un filósofo como Smith podría haber querido significar algo muy distinto a lo que se toma actualmente.

 

Basándonos en que en un futuro muy cercano las posiciones se acercarán, veamos también algunas advertencia o suerte de profecías que escribió Karl Marx acerca de las desviaciones del capitalismo. (i) el libre mercado, según el materialismo histórico, es un sistema espontáneo y caótico, siempre propenso a las crisis y depresiones económicas –hoy más que nunca cierto por la seguidilla y alcance de las crisis económicas-; (ii) creación de falsas necesidades sería una tendencia inherente al capitalismo orientada al aumento de la producción; en este sistema el consumidor desea productos de poca utilidad pero de alto coste y acaba convirtiéndose una suerte de esclavo antinatural de dicho producto; (iii) la naturaleza expansionista del capitalismo le obliga a propagarse por todo el planeta en su incesante búsqueda de nuevos mercados, recursos naturales y mano de obra barata (es esta movida de país lo que muchas veces equilibra la mano de obra hacia abajo en cuanto a costo laboral y menor estado de bienestar); (iv) la globalización económica se tornará agresiva y controlada por organismos supranacionales, que "deben anidar en todas partes, establecerse en todas partes, establecer conexiones en todas partes" para prolongar su existencia; (v) A diferencia de la teoría económica que postulaba la autorregulación del mercado, Marx alegaba que el poder económico y financiero se concentraría en grandes corporaciones que absorberían o expulsarían a los pequeños productores independientes, tomando el control del mercado mundial. La hipótesis indicada es más que válida para describir la sociedad actual, en la que gigantes monopolios regulan todas las áreas económicas, desde la bancaria hasta la de la alta tecnología.

 

Como observamos en los párrafos anteriores, 2 de los grandes teóricos de las ideas divergentes alertan sobre similares peligros que conlleva un sistema más grande. Sin embargo el gran poder de quienes toman las decisiones pone velos permanentes para ocultar la necesidad del cambio. A esto sumemos el daño al medioambiente en la búsqueda de algunos de ganancia, con o sin intención, y podremos entender someramente a los peligros que enfrentamos como raza.

 

Mientras la humanidad esté tan separada por la competencia, la codicia y el ansia de poder, el peligro de extinción (lo que no significa sólo inmediatez, que es posible, sino también entrar en un camino de no posible retorno. Ver http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com.ar/2013/04/apocalipsis-now-la-eleccion-del-hombre.html), por accidente o intencionalidad, está y estará siempre presente. Los hombres debemos encontrar una forma más segura de vivir. Tan potente es actualmente la individualidad de hombres y naciones, tan divididos estamos que estamos fuera de la línea de deseos del plan divino. Sólo los Maestros, Hermanos Mayores, o Seres de Sabiduría nos pueden mostrar el único camino hacia la paz. Solo el compartir y la justicia, crear correcta relaciones (y definirlas muy bien) traerá la paz, el bienestar y el futuro que el mundo necesita. Es simple la premisa, pero extremadamente difícil de captar por millones de personas. Los hombres tenemos libre albedrío divino y somos los amos de nuestro destino. Sí tomamos el consejo futuro la niebla del camino llamado evolución desaparecerá más rápido.

 

Entonces, siempre hay esperanza y la evolución es lenta pero firme. Aunque todavía prevalece el materialismo, hay enormes masas de gentes dispuestas a trasladar la atención humana para elevarla hacia valores más altos y menos materialistas. Volviendo al comienzo del escrito, el desarrollo de la futura civilización de séptimo rayo, de síntesis, fusión y acrecentada expresión del alma, es por lo tanto inevitable.

 

El viejo orden se está colapsando y ningún gobierno puede detener este proceso. Las nuevas energías de Acuario se están fortaleciendo, desmembrando el antiguo, corrupto y decadente orden.

 

Los viejos trucos pronto dejarán de funcionar como paliativos, los pobres participan cada vez menos en la riqueza que se genera y muchas veces deben conformarse con distintas formas de asistencialismo o estar agradecidos por los bancos de alimentos; las clases medias luchan por 'mantenerse'; las personas más adineradas a la inversa, participan cada vez en la riqueza generada y muchos creen que se les grava en exceso. Los gobiernos lo intentan, pero sus prioridades son erróneas y sus métodos ya no efectivos para los problemas a los que se enfrenta el mundo. Las crisis económicas son cada vez más seguidas, lo mismo que las climáticas. El sistema completo debe cambiar y los gobiernos de los países deben ponerse de acuerdo en infinidad de temas para comenzar a configurar el nuevo sistema http://nuevaeconomiaycompartir.blogspot.com/2013/05/el-cambio-mundial-y-el-pbi-mundial-como.html.

 

No hay que pensar que compartir es simplemente una idea buena y justa, o algo bonito que se expresa en palabras, pero no se puede poner en práctica: es esencial si la humanidad quiere sobrevivir. Porque sin compartir nunca surgirá la confianza entre los hombres, entre las naciones, entre las diferentes formas que toma la sociedad moderna. Compartir es la herramienta en donde reside el futuro de toda la humanidad, quien decide usarla y aplicarla correctamente somos nosotros, los creadores de nuestro futuro.

 

viernes, 6 de junio de 2014

La ayuda de Maitreya está muy cerca (escrito en Noviembre 2012)

Durante varios artículos he sugerido la idea de que la humanidad ha llegado a un punto que tiene que efectuar una elección; entre continuar con las formas de devastación y producción que sirven para generar enormes riquezas y enormes pobrezas o formas económicas, políticas y sociales relacionadas con compartir los recursos y el cuidado del medioambiente.

La humanidad por sí sola debe resolver estas cuestiones, pero necesitamos un empujón, un consejo de alguien que sabe más que nosotros. Traté a través del blog siempre de teñir de espiritual cuestiones económicas, en esta oportunidad será al revés, ya que la espiritualidad bien entendida es todo aquello que lleva al hombre a evolucionar. La necesidad del mundo de cambio es cada día más manifiesta y un gran impulso está cada vez más cerca: EL INSTRUCTOR DEL MUNDO o MAITREYA (ver más abajo explicación acerca de quién es y por qué y cómo se está dando a conocer).

Por otro lado, quiero ser bien claro, ya que las opiniones vertidas en el resto de las notas representan solamente mi opinión acerca de lo que pasa y de cómo construir un mundo mejor. De ninguna manera, aunque haya similitudes en el presente o quizás en el futuro, representan la opinión de las personas involucradas en difundir el emerger del Instructor del Mundo, como dije, el resto de las notas son sólo mi opinión y pensamiento.

Antes que nada, cada parte de este blog toma un aspecto particular, de los miles o millones que tiene la economía y la sociedad actual, si quieres saber el contexto de este escrito te pido que leas en este blog "¿Por qué estar satisfechos con este sistema económico?"; "Economía y espiritualidad - el surgimiento del compartir"; "El espejismo de la riqueza que nos dificulta mejorar" o; "Lo absurdo del dinero y la competencia". Sí al leerlo, tienes una idea de algún cambio sobre algún aspecto, por favor compartamosla, si quieres me escribes y la publico a tu nombre. Un nuevo sistema lo construimos entre todos y es tan grande el mundo que todos tenemos que colaborar y compartir. Mi email: martinpereira@yahoo.com.ar o martinpereira.arg@gmail.com; muchas gracias.

QUIÉS ES MAITREYA?
Para quien quiera mayor información de este tema puede buscar el blog http://elregresodemaitreya.blogspot.com.ar/   en Argentina o visitar la página oficial en castellano www.share-es.org.
Ha sido esperado durante generaciones por todas las religiones más importantes.
Cristianos = el Cristo,
Judíos = el Mesías;
hindúes = Krishna;
budistas = Maitreya Buddha;
musulmanes = Imán Mahdi o el Mesías.
Los nombres pueden diferir, pero muchos creen que todos se refieren a la misma persona; El Instructor del Mundo, cuyo nombre en la jerarquía espiritual es Maitreya.
Maitreya no viene como un líder religioso, El inspirará a la humanidad para que esta se considere como una familia, y cree una civilización basada en el compartir, la justicia económica y social y la cooperación global.
Este ser, Maestro, o Hermano Mayor como él prefiere ser llamado está presente en el Mundo actualmente.
Casi al final de la Segunda Guerra Mundial, Maitreya anunció su intención de regresar físicamente al mundo cotidiano en el momento más pronto posible, para lo cual El y un grupo de Maestros estuvieron preparando el camino para su arribo.  En julio de 1977, Maitreya surgió de su Centro en los Himalayas, cuando menos se le esperaba. Desde entonces, El ha vivido en Londres como un hombre corriente preocupado por los problemas modernos - políticos, económicos y sociales.
¿Por qué Maitreya no ha emergido públicamente aún?
Desde que se conoce que ha estado presente en el mundo, en 1977, se ha comenzado a preparar al mundo para tal acontecimiento, poco a poco se va formando en el planeta la necesidad de una guía superior que asista hacia la solución de problemas que la humanidad por sí sola no es, ni ha sido capaz de resolver. A su vez, se han estado preparando a los diversos grupos religiosos para que no se genere un choque cultural que impida que El sea rechazado, pese a esto en un principio el rechazo por parte de la humanidad será inevitable. Para recibirlo abiertamente la humanidad en paz deberá estar preparada para aceptar y poner en práctica el principio de Compartir.

Por otro lado, los aspectos socioeconómicos en el mundo con el correr de las décadas del siglo XX fueron paulatinamente quedando fuera del curso que la jerarquía espiritual deseaba. Los sistemas económicos imperantes, principalmente el capitalismo, fueron marginando cada vez más a distintos sectores del planeta. Actualmente, millones de personas al año mueren de hambre, y más millones no satisfacen sus necesidades básicas de alimento, salud, educación y justicia. En la vereda de enfrente, están los países desarrollados que consumen entre el 70% y el 80% de los recursos mundiales y que entre ellos suman aproximadamente el 25% de la población. Este orden imperante, es más bien un desorden que no permite evolucionar a la humanidad como conjunto.
Sumado a lo anterior, la degradación paulatina del planeta en el ámbito ecológico nos está acercando a un estado de catástrofe ecológica sobre el cual la humanidad debe revertir el camino para alinearse con la naturaleza, beneficiándola y no perjudicándola como se está haciendo actualmente.
Lamentablemente, los hombres no estarían tan dispuestos a escuchar a una persona de la estatura espiritual de Maitreya, hasta no verse en problemas. Según profecías, el emerger público del Instructor del Mundo se daría posteriormente (año, año y medio o dos años) al surgimiento de una gran crisis financiera mundial. No hay crisis mayor que una crisis iniciada en EE.UU. por ser esta nación quien concentra casi del 25% de los recursos mundiales; con lo cual la presente crisis es la crisis de la cual se vienen hablando desde hace muchos años.
El escenario está preparado y parte del mundo espera un cambio que tendrá que ser aconsejado por un gran instructor en todos los aspectos de la humanidad.
Según confirmaciones de la persona con quien Maitreya hace contacto, la crisis comenzada en septiembre de 2008 es el final (o comienzo según el punto de vista de quien lo observe) de una crisis que comenzó con el derrumbe de la bolsa de Japón a comienzos de los noventa y fines de los ochenta. Este hecho dejará en evidencia la necesidad de cambios económicos, políticos y sociales en el mundo; lo cual está comenzando a vislumbrarse tibiamente en el año 2009.
Desde 2010 Maitreya, con otro nombre, ha dada una serie de entrevistas en EE.UU., México y Brasil y se espera que continúe por otros países, hasta que llegue un momento en que el mundo esté preparado para oírlo abiertamente.
El tiempo es cercano, uno elige creer o no en El, pero sus palabras son las que muchos deseamos, aunque sólo la humanidad puede ponerlas en práctica.
En mi humilde opinión, muchos, me incluyo, lo esperamos lo antes posible, para que todo comience a cambiar, pero los tiempos de la Jerarquía Espiritual no son los nuestros, en donde la impaciencia y algunos acontecimientos negativos del planeta nos hacen desear más que alguien como El camine entre nosotros. Si a la fecha, El y sus palabras han recorrido 3 países, estimo que su camino debe seguir para que su palabra sea escuchada por muchos más, ojalá fines del 2014 o principios del 2015 nos encuentre pudiendo saber que Maitreya se dará a conocer. Cuando eso suceda, sus consejos abiertos al mundo impactarán en nuestros corazones como las más hermosas flechas de amor que la humanidad pueda sentir. Sino es, en esta fecha, quizás sea un poco más adelante, pero lo importante es que la esperanza de un cambio verdadero está cada vez más cerca. Abramos nuestros corazones y pensemos cómo cambiar pero que todo el mundo esté mejor.
Actualización: En julio de 2014 Maitreya (sin dar a conocer su nombre o estatus espiritual) ha dado entrevistas en 4 países, EE.UU., México, Brasil y Rusia. El proceso de emerger avanza, aunque nadie conoce bien sus tiempos, por lo que escribí en el párrafo anterior, en mi opinión, se daría más adelante, aunque en tiempos históricos sigue siendo muy cercano.
¿Cuáles son sus prioridades más importantes?
Primera Acción: Salvar a millones de personas que se mueren de hambre cada año en un mundo de abundancia y convertir el tema ecológico en prioridad para los hombres.
Otorgar recomendaciones: Cambio de prioridades sociales para que la alimentación, la vivienda, el vestir, la educación, y la atención médica apropiados se conviertan en derechos universales.
Comenzar a fomentar una transformación política y económica sin precedentes, que lleve a los habitantes a reconocerse como una unidad que habitamos el planeta, a vernos como hermanos, para que aceptemos que compartir los recursos es el mejor sistema que llevará a evolucionar a la humanidad.